Esta bailarina pensó que se equivoco, pero se llevó una gran sorpresa



Una porrista bailarina llamada Arianna de Luvabull, divierte al público en los intervalos de tiempos de los partidos de la NBA de los Chicago Bulls. En un día normal de trabajo nunca pudo imaginar la sorpresa que la esperaba.
Todo comienza normal, pero de pronto su rutina de baile comienza a verse extraña debido a que sus compañeras cambian la coreografía preparada y empieza a sonar una canción diferente, ella no entiende lo que está ocurriendo.



Ver video aquí
Pocos segundos más tarde se da cuenta que ella es la protagonista de la cancha, todo se trata de una muy original propuesta de matrimonio.  Finalmente, su novio,  jugador de la NBA le pide casamiento, y ella acepta emocionadamente frente a todo el público, mientras la mayoría disfruta un emocionante y no habitual entretiempo.

Esta bailarina pensó que se equivoco, pero se llevó una gran sorpresa

Esta bailarina pensó que se equivoco, pero se llevó una gran sorpresa



Una porrista bailarina llamada Arianna de Luvabull, divierte al público en los intervalos de tiempos de los partidos de la NBA de los Chicago Bulls. En un día normal de trabajo nunca pudo imaginar la sorpresa que la esperaba.
Todo comienza normal, pero de pronto su rutina de baile comienza a verse extraña debido a que sus compañeras cambian la coreografía preparada y empieza a sonar una canción diferente, ella no entiende lo que está ocurriendo.



Ver video aquí
Pocos segundos más tarde se da cuenta que ella es la protagonista de la cancha, todo se trata de una muy original propuesta de matrimonio.  Finalmente, su novio,  jugador de la NBA le pide casamiento, y ella acepta emocionadamente frente a todo el público, mientras la mayoría disfruta un emocionante y no habitual entretiempo.