Algunos puntos a tomar en cuenta y consejos en el momento de crear tu propio horno de barro

Antes de empezar a crear un horno conviene tener clara la localidad, sabiendo una aceptable localidad, a ser viable resguardado de vientos fuerte para evadir inconvenientes con los humos.
Este es un horno de barro clásico, hecho con ladrillos construidos artesanalmente con adobe. En la actualidad se acostumbra usar piedra o ladrillo refractario que mantienen la calor en el transcurso de un tiempo extenso de tiempo.

Las bóvedas circulares contribuyen a hacer más simple la circulación del calor y lo reparte mejor por toda la área de cocción. Los hornos con base cuadrada y paredes rectas, todavía cuando estén rematados por una bóveda, son menos eficaces que los hornos con formas redondeadas desde la base.
Además un horno con la bóveda o cúpula baja en relación a la altura de la boca o entrada, cuando este sea abierto perderá muy ágil la calor. Si por el opuesto, la bóveda o cúpula es bastante alta en relación a la boca o entrada, va a tener un espacio interior cerca de la cúpula que no va a poder ser calentado jamás a la misma temperatura que el resto del horno.

Por lo tanto conviene buscar un equilibrio entre la altura de la bóveda y la altura de la boca. Además debemos reflexionar que deseamos cocinar en el horno, si será un horno para pequeñas cosas, pizzas, pan, o si llevamos iniciativa de cocinar enormes manjares.

Ahora si, sin más tips a dar les dejamos la construcción del horno en el siguiente video explicado paso a paso detalladamente

Cómo Construir tu propio Horno de Barro casero - Paso a Paso


Algunos puntos a tomar en cuenta y consejos en el momento de crear tu propio horno de barro

Antes de empezar a crear un horno conviene tener clara la localidad, sabiendo una aceptable localidad, a ser viable resguardado de vientos fuerte para evadir inconvenientes con los humos.
Este es un horno de barro clásico, hecho con ladrillos construidos artesanalmente con adobe. En la actualidad se acostumbra usar piedra o ladrillo refractario que mantienen la calor en el transcurso de un tiempo extenso de tiempo.

Las bóvedas circulares contribuyen a hacer más simple la circulación del calor y lo reparte mejor por toda la área de cocción. Los hornos con base cuadrada y paredes rectas, todavía cuando estén rematados por una bóveda, son menos eficaces que los hornos con formas redondeadas desde la base.
Además un horno con la bóveda o cúpula baja en relación a la altura de la boca o entrada, cuando este sea abierto perderá muy ágil la calor. Si por el opuesto, la bóveda o cúpula es bastante alta en relación a la boca o entrada, va a tener un espacio interior cerca de la cúpula que no va a poder ser calentado jamás a la misma temperatura que el resto del horno.

Por lo tanto conviene buscar un equilibrio entre la altura de la bóveda y la altura de la boca. Además debemos reflexionar que deseamos cocinar en el horno, si será un horno para pequeñas cosas, pizzas, pan, o si llevamos iniciativa de cocinar enormes manjares.

Ahora si, sin más tips a dar les dejamos la construcción del horno en el siguiente video explicado paso a paso detalladamente