Un horno realmente bien hecho con el que podés gozar observando el "paso a paso"

Al final del post les dejamos un excelente video paso a paso con el cual se hará mucho más fácil la explicación!!



Se comienza formando una aceptable base para albergar el horno, realizada a partir de cemento y arcilla expandida (la arcilla expandida es un material más rápido que la grava y es aislante)
Un buen encofrado y una malla de varillas de hierro asiste para ofrecer solidez y rigidez a la base.
El espesor del cemento mezclado con la arcilla es sustancial, desde 10 centímetros en adelante es una aceptable alternativa.

Una vez haya fraguado la mezcla se colocan los ladrillos refrectarios (4/5 centímetros de grosor)
Se marcó con lápiz lo que podría ser el interior del horno de unos 120 cm de diámetro.
Se usan unos cuadros de madera para llevar a cabo unos arcos que serán de acompañamiento para lograr realizar el arco de entrada al horno.
Se cortan dos partes iguales y se unen con unos traveseros de madera logrando que tengan la medida de los ladrillos refractarios que formarán el arco.
Se han desarrollado dos arcos, el más reducido va en la parte interna y va a servir de acompañamiento para realizar la cúpula. Los ladrillos se irán apoyando en él y entonces va a quedar oculto.

El arco de más grande tamaño se ubica en la parte externa y en se foramará la chimenea por donde saldrán los humos.
Todavía va a quedar hacer otro arco más donde irá colocada la puerta de entrada al horno. Este arco va a quedar completamente visto.

Cuando quedan a ubicar 475 ladrillos en el centro del arco exterior, estos se van a partir en el medio, para conformar el hueco de la salida de humos.
Mientras tanto se inicia la ejecución de la cúpula. Los ladrillos están cortados en el medio, una labor laboriosa.

En estas 2 primeras hileras de ladrillos la inclinación hacia adentro es básicamente nula pero de a poco hay que ir cerrando la cúpula inclinando los ladrillos cada vez más.
La cosa se complica, los ladrillos cada vez requieren más inclinación y hay que contar con un acompañamiento dentro de la cúpula para ir creando las hileras que faltan hasta cerrar la cúpula completamente.

Con arena húmeda con la forma esférica necesaria se crea un molde que sirve de base para los ladrillos.
La bóveda en este momento se encuentra terminada.La chimenea va tomando forma. En la imagen de abajo se puede observar unos cuadros colocados en el interior y encima de ellos se puso la arena húmeda
Una vez la cúpula ha fraguado se procede a la retirada de la arena del interior de la bóveda y a la retirada de probables rebabas de cemento que logren quedar entre el hueco de los ladrillos.
Una vista de como quedó el interior de la bóveda una vez retirada toda la arena. Espectacular trabajo.

Realmente este tercer arco se puede tener en cuenta agregada, ya que con los dos anteriores habría bastado. No obstante este tercero proporciona más grande seguridad en el momento de manejar los comestibles en la boca del horno y proporciona más tiempo a los humos para que salgan por la chimenea en vez de por la puerta.
El arco fué colocado encima de una piedra de mármol con los cantos viselados para hacer más simple la limpieza.

No hay que olvidar de aislar la cúpula lo más bien que se pueda, asi sea con alumino , lana de roca , capas de arcilla, argamasa de barro, etc para evadir la perdida de calor y incrementar de esta forma el desempeño del horno y el ahorro de leña.
Sería muy atrayente revestir las paredes con cuadros de espuma de poliuretano.
No se si se puede ver bien en la imagen, pero el hueco que se formó entre las paredes, el horno y el tejado se ha rellenado con arcilla expandida, bien se puede tirar de manera directa en seco o bien se puede combinar con cemento para que que queden sujetas.
Se procede a realizar la cubierta con madera y teja encima de esta.
Si hay un tejado próximo al horno, como en la situacion de la imagen, es aconsejable que la salida de humos sobrepase dicho tejado para evadir revoques de humo.

El diámetro del tubo empleado en este emprendimiento es de 25 centímetros.
El termómetro es fundamental para vigilar la temperatura del horno. La longitud del vástago en los termómetros de horno puede cambiar de unos 10 cm hasta 50 o más. Lo que facilita una simple colocación aunque la pared exterior quede un poco alejada de la bóveda del horno.
SE hace un óptimo fuego y después se traslada a un lado del horno para lograr cocinar comestibles e ir controlando la temperatura.
Y con el horno a pleno desempeño llega la hora de hacernos la boca agua con los comestibles cocinados en el horno...

VER VIDEO DE LA PREPARACIÓN AQUI

Construir Horno de Leña - Paso a Paso

Un horno realmente bien hecho con el que podés gozar observando el "paso a paso"

Al final del post les dejamos un excelente video paso a paso con el cual se hará mucho más fácil la explicación!!



Se comienza formando una aceptable base para albergar el horno, realizada a partir de cemento y arcilla expandida (la arcilla expandida es un material más rápido que la grava y es aislante)
Un buen encofrado y una malla de varillas de hierro asiste para ofrecer solidez y rigidez a la base.
El espesor del cemento mezclado con la arcilla es sustancial, desde 10 centímetros en adelante es una aceptable alternativa.

Una vez haya fraguado la mezcla se colocan los ladrillos refrectarios (4/5 centímetros de grosor)
Se marcó con lápiz lo que podría ser el interior del horno de unos 120 cm de diámetro.
Se usan unos cuadros de madera para llevar a cabo unos arcos que serán de acompañamiento para lograr realizar el arco de entrada al horno.
Se cortan dos partes iguales y se unen con unos traveseros de madera logrando que tengan la medida de los ladrillos refractarios que formarán el arco.
Se han desarrollado dos arcos, el más reducido va en la parte interna y va a servir de acompañamiento para realizar la cúpula. Los ladrillos se irán apoyando en él y entonces va a quedar oculto.

El arco de más grande tamaño se ubica en la parte externa y en se foramará la chimenea por donde saldrán los humos.
Todavía va a quedar hacer otro arco más donde irá colocada la puerta de entrada al horno. Este arco va a quedar completamente visto.

Cuando quedan a ubicar 475 ladrillos en el centro del arco exterior, estos se van a partir en el medio, para conformar el hueco de la salida de humos.
Mientras tanto se inicia la ejecución de la cúpula. Los ladrillos están cortados en el medio, una labor laboriosa.

En estas 2 primeras hileras de ladrillos la inclinación hacia adentro es básicamente nula pero de a poco hay que ir cerrando la cúpula inclinando los ladrillos cada vez más.
La cosa se complica, los ladrillos cada vez requieren más inclinación y hay que contar con un acompañamiento dentro de la cúpula para ir creando las hileras que faltan hasta cerrar la cúpula completamente.

Con arena húmeda con la forma esférica necesaria se crea un molde que sirve de base para los ladrillos.
La bóveda en este momento se encuentra terminada.La chimenea va tomando forma. En la imagen de abajo se puede observar unos cuadros colocados en el interior y encima de ellos se puso la arena húmeda
Una vez la cúpula ha fraguado se procede a la retirada de la arena del interior de la bóveda y a la retirada de probables rebabas de cemento que logren quedar entre el hueco de los ladrillos.
Una vista de como quedó el interior de la bóveda una vez retirada toda la arena. Espectacular trabajo.

Realmente este tercer arco se puede tener en cuenta agregada, ya que con los dos anteriores habría bastado. No obstante este tercero proporciona más grande seguridad en el momento de manejar los comestibles en la boca del horno y proporciona más tiempo a los humos para que salgan por la chimenea en vez de por la puerta.
El arco fué colocado encima de una piedra de mármol con los cantos viselados para hacer más simple la limpieza.

No hay que olvidar de aislar la cúpula lo más bien que se pueda, asi sea con alumino , lana de roca , capas de arcilla, argamasa de barro, etc para evadir la perdida de calor y incrementar de esta forma el desempeño del horno y el ahorro de leña.
Sería muy atrayente revestir las paredes con cuadros de espuma de poliuretano.
No se si se puede ver bien en la imagen, pero el hueco que se formó entre las paredes, el horno y el tejado se ha rellenado con arcilla expandida, bien se puede tirar de manera directa en seco o bien se puede combinar con cemento para que que queden sujetas.
Se procede a realizar la cubierta con madera y teja encima de esta.
Si hay un tejado próximo al horno, como en la situacion de la imagen, es aconsejable que la salida de humos sobrepase dicho tejado para evadir revoques de humo.

El diámetro del tubo empleado en este emprendimiento es de 25 centímetros.
El termómetro es fundamental para vigilar la temperatura del horno. La longitud del vástago en los termómetros de horno puede cambiar de unos 10 cm hasta 50 o más. Lo que facilita una simple colocación aunque la pared exterior quede un poco alejada de la bóveda del horno.
SE hace un óptimo fuego y después se traslada a un lado del horno para lograr cocinar comestibles e ir controlando la temperatura.
Y con el horno a pleno desempeño llega la hora de hacernos la boca agua con los comestibles cocinados en el horno...

VER VIDEO DE LA PREPARACIÓN AQUI